CajaSiete

Logo ruralvía

 Español
Buscador
Mapa Web

El comercio canario modera su ritmo de crecimiento, pero lo hace por encima de la media nacional20/08/2018

Al cierre del primer semestre del año el comercio canario registra un balance con 4.096 afiliados más y 1.594 parados menos que un año antes.

camara comercio

El último boletín de coyuntura comercial de Canarias, elaborado por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Comercio, el cual patrocinamos desde Cajasiete, pone de manifiesto que las ventas del comercio minorista crecieron un 0,6% durante el segundo trimestre de 2018 respecto al mismo periodo del año anterior, especialmente por el aumento del mes de junio, que experimenta una variación del 1% respecto al índice de hace un año.

Leve crecimiento que apunta a una moderación en su intensidad respecto a las variaciones anuales producidas en los segundos trimestres de años anteriores.A pesar de esta ralentización, los resultados se sitúan por encima de los alcanzados por la media del conjunto del país que, durante el mismo periodo, aumentaron a una tasa anual del 0,4%.

Del mismo modo el empleo creció por encima de la media nacional, tal y como muestra la evolución del Índice de Ocupación del Comercio Minorista, elaborado por el INE, con una tasa anual del 2% en el segundo trimestre en Canarias, 1,2 puntos superior a la nacional (0,8%).

Por otra parte, el promedio de afiliados a la seguridad social en la rama de actividad comercial durante el segundo trimestre aumenta un 2,4% sobre la cifra del año anterior. A 30 de junio, el número de afiliaciones del comercio canario alcanzó las 157.513, cifra que supone 4.096 afiliados más que hace un año.

Por lo que respecta al total nacional, la afiliación promedio del trimestre en comercio también creció, pero a una tasa 1 punto inferior a la canaria (1,4%). Atendiendo al número de parados inscritos en las oficinas de empleo, continúa el descenso iniciado en el primer trimestre de 2014, registrándose una caída media del 4,1%. El número de desempleados al finalizar junio ascendía a 34.979 parados, 1.594 menos que hace un año.

A la vista de los resultados y de la evidencia de que se pudieran estar agotando los impulsos que han propiciado la recuperación del comercio durante los últimos años, desde la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife se reclama un especial interés para propiciar nuevos estímulos (económicos, fiscales, presupuestarios, etc.) que mantengan la actividad y el empleo de uno de los sectores más importantes para la economía de las islas.

En esta línea el presidente cameral, Santiago Sesé, reivindica la necesidad de que en los próximos presupuestos autonómicos se contemple la dotación necesaria para abordar un plan integral de modernización para el comercio minorista canario, con un compromiso de gasto a corto y medio plazo, que permita al sector abordar los grandes retos de la digitalización que tienen las pequeñas empresas y los trabajadores que lo componen.

Se mantiene el número de empresas y la confianza empresarial de los comercios

La estadística de Empresas Inscritas en la Seguridad Social, elaborada por el ISTAC a partir de los datos del Ministerio de Trabajo, recoge la información relativa a las empresas con trabajadores dados de alta en el Régimen General. Los datos se refieren al último día del último mes del trimestre y en Canarias existían en el mes de junio un total de 15.252 empresas inscritas en actividades comerciales, incluida la reparación de vehículos.

Esta cifra supone un ligero descenso anual del 0,2%, tan solo 38 empresas menos que en junio de 2017 motivado, únicamente, por la caída de los comercios minoristas (-84), ya que los comercios mayoristas y las empresas de venta y reparación de vehículos de motor registraron incrementos anuales (25 y 21 empresas más respectivamente).

Los datos más cualitativos también arrojan estabilidad en los resultados empresariales tal y como se desprende de la última encuesta de Confianza Empresarial en la que el 61% de los comerciantes canarios afirmó haber mantenido estables sus resultados durante el segundo trimestre del año.

Las expectativas para el verano aumentan aún más las previsiones de mantenimiento de la actividad hasta situarse en el 64% de respuestas. Excluyendo estas, se aprecia un mayor número de comerciante que espera aumentar sus ventas (19%) frente a los que creen que pudieran verse reducidas (17%).